La huelga como instrumento de reivindicación laboral

Hay que reflexionar sobre si la huelga es el mejor camino para conseguir mejoras laborales. Seguramente no. La mayoría de los excluidos del sistema no quieren cambiar las cosas. Quieren recuperar viejos sistemas. La mayoría de los que están dentro del sistema no quieren cambiarlo. Quieren permanecer en el status quo. En todo caso, el cambio sería para retornar a la época de vacas gordas.

Este es el cambio más difícil que habría que hacer para llegar a una huelga indefinida. Esta prisión dorada, o de latón, es muy sólida porque sus barrotes están en nuestra cabeza. En la cabeza de la mayoría. En mi cabeza.

Seguir leyendo